El cambio climático y el calentamiento global es una realidad que no podemos negar. Por ello, Copent quiere implicarse en la ayuda a frenar este cambio.

Estamos incorporando a nuestro catálogo nuevas líneas de productos con distintos certificados

El objetivo es promover productos que pueden reducir los efectos ambientales adversos, en comparación con otros productos de su misma categoría, contribuyendo así a un uso eficaz de los recursos y a un elevado nivel de  protección del medio ambiente. La consecución de este objetivo se efectúa proporcionando a los consumidores orientación e información exacta, no engañosa y con base científica sobre dichos productos.

La verificación del cumplimiento de los requisitos de FSC garantiza que los materiales y los productos que llevan el etiquetado FSC proceden de bosques gestionados de forma responsable.

El estándar de producto Cradle to Cradle Certified es un estándar de calidad de múltiples atributos que evalúa la seguridad de un producto para los seres humanos y el medio ambiente, así como su diseño para la reutilización de materiales, a través del reciclaje. El enfoque evalúa el diseño de un producto y las prácticas empleadas en su fabricación. Los materiales y las prácticas de fabricación de cada producto se evalúan en cinco categorías:
Salud de las Materias
Reutilización de Materiales
Energía Renovable
Gestión del Carbono
Manejo del Agua y Equidad Social.
El objetivo principal del diseño de Cradle to Cradle® es eliminar el concepto de residuo y alentar el desarrollo de productos para sistemas de circuito cerrado.

La etiqueta ecológica Nordic Swan crea soluciones sostenibles basadas en una evaluación del ciclo de vida y un objetivo general para reducir el impacto ambiental de la producción y el consumo de bienes. Los requisitos estrictos en todas las fases del ciclo de vida de los productos y el endurecimiento continuo de estos requisitos para crear un desarrollo sostenible es la base de la etiqueta ecológica Nordic Swan